Buenos días Secretis,

Hoy es 26 de abril por lo que, oficialmente, quedan 100 días para nuestra boda y me apetece inaugurar una nueva sección en el blog a la que llamaré Confesiones de una novia.

En esta sección me gustaría compartir con todas vosotras cómo estoy viviendo mis últimos meses de soltería y que me aconsejéis todo lo que podáis, porque gracias a muchas de vosotras esta aventura está siendo mucho más especial…

Como os digo en el título del post, hoy quedan exactamente 100 días para que llegue el día B. Lo primero que he hecho cuando me he levantado ha sido enviarle un mensaje a David para decirle: “Todavía puedes pensártelo, quedan 100 días” y él me ha contestado: “No tengo nada que pensar, ojalá fuera mañana”… ¿no es un amor?

Llegado este momento me planteo taaaaantas cosas que me da vértigo. Pensar que algo saldrá mal, que no disfrutaré del día o que todo el esfuerzo que estamos haciendo no sirva para nada, me aterra. Y no es por el hecho de que quiera una boda 10 ni mucho menos, sino porque quiero que sea como siempre lo había soñado… una boda familiar sin protocolos en la que todos lo invitados se sientan a gusto…

Pero bueno, hoy es un día para estar feliz porque la fecha ya está cerca y nos queda mucho que preparar… así que, en el próximo post os contaré porqué me caso con el mejor chico del mundo ¿tenéis ganas de conocerle?

 

Anuncios