Huelva, 4 de agosto, 7 de la tarde… lo normal es que haga un calor de morirse pero ya estoy preparada, ¡ya tengo mi abanico!

Este abanico es muy especial para mí, lo llevó en su boda la mujer de uno de mis primos favoritos y me ha hecho mucha ilusión que me lo deje para la mía. Todavía no me lo he visto con el traje pero creo que le va fenomenal. Ahora os toca a vosotros opinar, ¿os gusta?

Dentro de un ratito nos vamos para el pueblo, este finde toca seguir decorando botes… Qué descanséis estos días, nosotros volvemos el lunes con muchas más cosas.

Un beso muuuy grande, Lis.

Anuncios