Por petición popular hoy vamos a enseñarnos parte de nuestra Honneymoon, o lo que viene siendo, nuestra luna de miel.

Como ya os contamos aquí, nuestra luna de miel fue en alta mar a bordo de uno de los buques más bonitos de la naviera MSC, el Divina. Anteriormente ya habíamos hecho un crucero por el Mediterráneo con Pullmantur y aunque el barco también era muy bonito, os puedo asegurar que no hay color, el Divina es una auténtica pasada.

El 12 de agosto, una semana después de habernos casado, estábamos en el aeropuerto de Barajas para coger el avión fletado que la compañía pone para los pasajeros españoles. Nos tuvimos que levantar muy temprano y eso que nos alojamos en un hotel muy cercano al aeropuerto, pero bueno… Lo peor fue que tuvimos que hacer escala en Valencia para recoger más pasajeros, a mí no me importó pero a personas que le dan miedo volar como a David, fue un trauma (pobrecito).

Llegamos a Bari (Italia) y como era de esperar, tuvimos que pasar un montón de controles hasta que pudimos dejar las maletas en el barco, quizás esta sea la parte que menos me gusta de los cruceros…

En cuanto pusimos un pie en el barco, nos quedamos maravillados, todo lo que os pueda describir es poco… y por hoy es todo, lo divertido viene a partir de ahora, con todo los sitios que visitamos, pero eso lo dejaremos para más adelante…

image

image

image

image

Anuncios