Archivos para la categoría: Experiencias Viajeras

De nuevo jueves, este día se está convirtiendo en mi día preferido de la semana y no es para menos, hoy hacemos nuestra tercera parada, ¡que eleven anclas que nos bajamos en Esmirna, Turquía!

El choque cultural es brutal, nada más bajarnos del barco sentí que estaba en otro mundo, es todo tan distinto que hasta los taxis son curiosos, mirad, mirad…

image

Lo mejor de Esmirna sin duda fue la visita que hicimos a Éfeso, decir que es espectacular es quedarse corto. Hay tanta historia por metro cuadrado que es una visita obliga al menos una vez en la vida, yo pienso repetir.

La Biblioteca de Celso, el Gran Teatro, el Odeón, el Estadio… Nos quedamos con las ganas de ver el Templo de Artemisa pero nos fue imposible, la próxima vez lo vemos sí o sí. Os dejo algunas fotos para que veáis con vuestros propios ojos que no estoy exagerando…

image

image

image

image

image

image

image

image

Y por último, una imagen para que os hagáis una idea de un día cotidiano en una ciudad turca.

image

Feliz juernes a todos, Lis.

Hoy es jueves y toca irnos de viaje… Seguimos con nuestra luna de miel, que según me habéis comentado algunos, os está viniendo bastante bien porque vais a hacer el mismo recorrido.

La semana pasada contamos aquí la llegada a Bari. Como sabéis, en los cruceros os asignan un turno de cena y una mesa, así que todas las noches se cena con las mismas personas. Lo que a priori puede parecer un rollo, si te lo montas bien, puede ser muy positivo. En nuestro caso, coincidimos con dos parejas recién casadas, una de Madrid y otra de Cantabria. La verdad, es que nos unimos mucho e hicimos todas las excursiones juntos, ¡fue todo una aventura!

Tras partir de Bari, la primera parada fue Katakolon (Grecia). Es un pueblo pesquero muy pequeñito, de unos 600 habitantes, pero precioso.

image

image

El encanto que tiene este pueblecito es su cercanía con Olympia, donde se hicieron los primeros Juegos Olímpicos. Para ir hasta allí, en Katakolon, nada más bajarte del barco, hay una parada de taxis, no recuerdo cuanto nos cobraron, creo que fue 20 euros por persona. La distancia es de unos 40 kms.

image

image

image

image

image

Lo mejor del día fue remojar los pies en el Mar Jónico después de tanto andar… Espero que esta ciudad os haya sorprendido tanto como me sorprendió a mí. ¡Feliz juernes!

image

Por petición popular hoy vamos a enseñarnos parte de nuestra Honneymoon, o lo que viene siendo, nuestra luna de miel.

Como ya os contamos aquí, nuestra luna de miel fue en alta mar a bordo de uno de los buques más bonitos de la naviera MSC, el Divina. Anteriormente ya habíamos hecho un crucero por el Mediterráneo con Pullmantur y aunque el barco también era muy bonito, os puedo asegurar que no hay color, el Divina es una auténtica pasada.

El 12 de agosto, una semana después de habernos casado, estábamos en el aeropuerto de Barajas para coger el avión fletado que la compañía pone para los pasajeros españoles. Nos tuvimos que levantar muy temprano y eso que nos alojamos en un hotel muy cercano al aeropuerto, pero bueno… Lo peor fue que tuvimos que hacer escala en Valencia para recoger más pasajeros, a mí no me importó pero a personas que le dan miedo volar como a David, fue un trauma (pobrecito).

Llegamos a Bari (Italia) y como era de esperar, tuvimos que pasar un montón de controles hasta que pudimos dejar las maletas en el barco, quizás esta sea la parte que menos me gusta de los cruceros…

En cuanto pusimos un pie en el barco, nos quedamos maravillados, todo lo que os pueda describir es poco… y por hoy es todo, lo divertido viene a partir de ahora, con todo los sitios que visitamos, pero eso lo dejaremos para más adelante…

image

image

image

image

…Sevilla sigue teniendo su duende, me sigue oliendo a azahar, me gusta estar con su gente”.

Como habéis podido comprobar, hoy quiero que conozcáis la ciudad en la que vivo. Pero aunque llevo aquí 7 años, no olvidéis que soy onubense. De hecho, siempre digo que soy sevillana de lunes a viernes y onubense los fines de semana (los findes siempre volvemos al pueblo). La tierra, es la tierra, y nunca hay que olvidar de dónde venimos.

Hay mucha gente que llega a Sevilla y no sabe qué visitar. Así que, aquí os dejo mis rincones preferidos de la ciudad:

Reales Alcázares: la primera vez que lo visité fue de pequeñita, en una excursión del colegio y ya entonces nos dijo nuestro profe que era muy parecida a La Alhambra de Granada. Pero claro, yo no había estado así que no podía comparar. Tarifas y horarios.

Catedral y Giralda: visita obligada para todo el mundo. Para mi gusto, es la más bonita que he visto en mi vida, y he visto muchas. La primera vez que la vi, me sorprendió mucho la Giralda. Es  tan alta que se puede ver desde casi cualquier punto de la ciudad. Tarifas y horarios.

Torre del Oro: me encantó visitarla, no por el hecho de ver al torre sino porque ese mismo día me monté por primera vez en un barco. Sí lo sé, no es que sean muy grandes los barcos que navegan por el Guadalquivir, pero tenía sólo 8 años, y me pareció alucinante. Ahora me gusta más pasear por el río y tomarme algo en los quioscos que están al lado (os lo recomiendo). Tarifas y horarios.

Plaza de España: siempre que pienso en esta plaza me acuerdo de lo grande que es y de los 48 bancos que tiene, uno por cada provincia de España. Cuando íbamos de excursión con el cole, nos pegábamos (literalmente) por sentarnos en el de Huelva… ya se podéis imaginar la estampa. Ahora han vuelto las barquitas al lago que tiene la plaza, así que tendré que visitarla ya mismo otra vez.

Parque María Luisa: es perfecto. Es grande, limpio y siempre, siempre, está lleno de niños jugando. Además, está muy cerca de la Plaza de España, así que no tienes excusas para comer allí un buen bocadillo como todo turista…

Bueno, pues esta es mi ruta sevillana para todo el que visite la ciudad, eso sí, Sevilla tiene otros muchos sitios preciosos que visitar…

Otro día os llevaré de visita por mi sierra… ¡Feliz finde a todos!

Si a David le preguntaran qué es lo que más ilusión le hace de la boda diría sin dudarlo: “el viaje de novios”. Sí, sí, sé que podría decir algo más romántico pero no, ¡al él le hace mucha ilusión y a mí también!

A la hora de decidir dónde íbamos de luna de miel tuvimos en cuenta algunas cosas:

– A David no le gusta mucho el tema playa, la arena pegada en el cuerpo le pone “nerviosillo”, así que descartamos la zona del caribe, ¡yo me muero por ir y bañarme en estas maravillosas playa!

– Nos hubiera gustado mucho ir a Egipto, nos fascina todo el rollo pirámides, tumbas y las mil y una historias que pueden vivirse allí… ¿el problema? EL TIEMPO. Nos casamos en agosto por lo que no nos apetecía soportar los 50 grados que pueden hacer en Egipto en esas fechas. Así que descartado pero descartadísimo.

Centro Europa era otro de los destinos que teníamos en mente pero claro, en una semana no da tiempo a conocer bien distintos países y a nosotros lo que nos gusta es vivir la cultura de los lugares que visitamos.

Así que, tras darle muchas vueltas decidimos hacer un crucero. ¿Y por qué un crucero?  Porque en 2009 hicimos el  “Brisas del Mediterráneo” con Pullmantur y fue una de las experiencias viajeras más bonitas de nuestras vidas y queríamos repetir, pero esta vez con MSC y lo haremos en el buque MSC DIVINA que será bautizado en Marsella el próximo mes de mayo.

Para que no nos perdáis la pista durante la semana del 12 al 19 de agosto, os enseñamos el itinerario: Bari, Katakolon, Esmirna, Estambul, Dubrovnik y Venecia.

Estas son algunas fotos que hemos encontrado aquí de las zonas comunes del barco, el viernes que viene os enseñaremos las ciudades que visitaremos…

¿Os ha gustado el destino que hemos elegido para nuestra una de miel?

Lis.